“Mírate y sé feliz”, exitoso programa social en apoyo a la mujer Veracruzana

La felicidad depende de factores externos e internos a la persona, pero definitivamente uno determinante, es ¿qué tan felices nos sentimos con nosotros mismos, con nuestro cuerpo y con nuestro entorno, a partir de cómo nos vemos al espejo?

Ante una insatisfacción que nos lleva a sentir tristeza a partir de cómo nos vemos al espejo, solemos desarrollar una baja autoestima e incluso depresiones que pueden llegar a ser muy graves. 

En el caso de la mujer, muchas tratan de salir de manera rápida de este estado de ánimo y buscan soluciones tan extremas que pueden llevarlas a enfermar e incluso a perder la vida. 

Desgraciadamente, no tomamos en cuenta que gran parte de la solución está en aprender a vivir de manera diferente, cambiando nuestros hábitos, pero no sólo para unos meses sino para nuestra vida en general. 

Para todas las mujeres que están pasando por diferentes problemáticas derivadas de una insatisfacción con su físico, sobre todo por las que son causadas por el sobrepeso, surgió desde hace diez años el programa “Mírate y sé feliz”, operado exitosamente por la Fundación del Conde desde entonces, el cual nace con la idea de empoderar a la mujer a partir de un cambio profundo en su vidas, además de combatir un grave problema de salud pública en el país, que es la obesidad y en el cual ocupamos el segundo lugar a nivel internacional. 

Mírate y sé feliz

Para hacer posible la operación de este importante Programa Social, se cuenta con el apoyo de la Universidad del Conde y del Instituto de Estudios Superiores en Medicina, instituciones de Educación que brindan apoyo directo a la Fundación del Conde, para operar el programa “Mírate y sé Feliz”.

Los procedimientos y tratamientos estéticos aplicados mejoran la salud física, así como la mental y la emocional de la paciente y por consiguiente repercuten en la calidad de vida de las personas.

El gran esfuerzo logístico de la Fundación por medio de este exitoso programa, se ha centrado en mejorar no solo la imagen de las mujeres participantes, sino su autoestima y su entorno familiar, el cual se ve impactado de manera positiva, generando un cambio profundo que lleva a un mejor nivel de vida también.

Sobre la operación del programa “Mírate y sé Feliz”, en una primera etapa se eligen pacientes mediante un protocolo bastante estricto y mediante la participación desinteresada de un excelente grupo de profesionistas, consistente en un equipo médico y psicológico, cuyo objetivo final es seleccionar a las mejores candidatas, quienes por sus características y antecedentes obtendrán un mayor beneficio de todo el proceso. Posteriormente se inicia con una etapa que puede durar entre seis y ocho meses, en la que las participantes reciben apoyo psicológico permanente, mediante el cual, entre otras cosas cambian sus hábitos de vida y alimenticios, ayudándolas con esto a resolver conflictos internos que les venían impidiendo aceptarse y quererse, mejorando todos los aspectos de su vida. 

Durante este periodo, se les apoya con diferentes tratamientos estéticos, con los que inmediatamente se comienzan a notar cambios positivos en la imagen de las participantes.

Una vez pasado este proceso de adaptación y de cambio de vida mediante el cual la paciente llega a su peso ideal, la fundación del Conde, en conjunto con la UDC y el IESM, proveen de todos los insumos, aparatología y personal médico de primer nivel, para otorgar de manera totalmente gratuita, procedimientos quirúrgicos estéticos que les permitan a las participantes recuperar totalmente una silueta y una vida que a lo largo de los años habían dejado atrás.

Cabe señalar que la Fundación del Conde opera con recursos propios, sin recibir ayuda económica ni de ningún tipo. Además, implementa otros exitosos programas sociales como el de “Mexicah UDC” que beca a niños y jóvenes al cien por ciento para jugar cada año Fútbol Americano, así como un agresivo programa de becas, mediante el cual se otorgan importantes descuentos en las colegiaturas, para estudiar Licenciaturas de la misma Universidad del Conde.